Awonifa

Study the Teaching of Ifa and the Orisha's

Dice la HISTORIA que:

Había un Awo que se llamaba Biagué quien tenía un hijo que de nombre Adiatoto, a quien le había enseñado su único secreto, que consistía en la manera de tirar los cocos. En la casa de Biagué, habían más muchachos, otros hijos de crianza, muchachos que le obedecían como un padre y él consideraba, como hijos suyos, todos se tenían como hermanos, pero Adiatoto era su verdadero hijo, que era el más pequeño Cuando murió Biague, todos aquellos hijos adoptivos le robaron cuanto tenía y su hijo Adiatoto, quedó pasando trabajos, Andando el tiempo el Oba-Rey, del pueblo quiso averiguar a quien pertenecían esos terrenos y ordenó averiguar por sus dueños. Aparecieron muchos supuestos, los hijos adoptivos declararon que el terreno les pertenecía, pero no tenían pruebas que lo acreditasen y que constituía el secreto. El Rey se vio obligado a publicar por medio de sus voceros el derecho que tenía quien presentara las pruebas. Adiatoto tuvo noticias de que lo andaban buscando. Al presentarse le pidieron las pruebas y como el solamente era el único que las tenía porque su padre se la había enseñado, dijo: "Esto es mío, iré a las murallas que dividen las estancias y desde allí tiraré los cocos a la plaza, si caen boca arriba esa es la prueba de lo que mi padre me enseño". Así fue, al tirar los cocos, todos respondieron con Alafia, entonces el Oba le hizo entrega de los terrenos que fueron usurpados por los falsos hijos de Biague. Los cocos (obi), que también se usan para adivinar, tienen un uso limitado en el quehacer adivinatorio. Estos se limitan a contestar negativa o afirmativamente las preguntas que se les hace. No se usa para preguntar otros temas. Las letras del coco se denominan de acuerdo a la forma en la que los cuatro pedazos caen con la corteza o la masa hacia arriba: Alafia, los cuatro pedazos con la masa blanca hacia arriba Eyeife, dos pedazos con la masa blanca hacia arriba y dos con la corteza, es la letra más firme del coco Otagua, Tres pedazos con la masa blanca hacia arriba y uno con la corteza. Esta letra es un si pero hay que volver a preguntar, aunque hay Deidades para los que esta, es una letra firme Ocana, Tres pedazos con la corteza hacia arriba y uno con la masa blanca, Este es un NO y hay que averiguar Oyekun, en esa todos los pedazos estan con la corteza hacia arriba, y hay que averiguar quien contesta si Egun u Oyá o San Lázaro. En esta somera explicación no se agota el tema del Oráculo de Biague, por lo que tendrá su ampliación

This article is reprinted with the permission of the Cuban Yoruba Cultura Association.
I invite you to visit their website directly at CubaYoruba